Suelos Contaminados | 20/12/2018

Cuál es la Diferencia entre Peligro y Riesgo Ambiental

Cuál es la Diferencia entre Peligro y Riesgo Ambiental

En muchas ocasiones los conceptos de peligro y riesgo ambiental se confunden y se tiende a pensar que son lo mismo. Si embargo no lo son, ya que el peligro y el riesgo ambiental nos entregan información completamente diferente y sus metodologías de cálculo también son distintas. Si bien no existe una definición única para estos conceptos, en términos generales peligro ambiental y riesgo ambiental los podemos definir como:

¿Qué es un Peligro Ambiental?

Es la capacidad intrínseca que tiene un estresor (contaminante, microorganismo, sustancia química, actividad industrial, desastre natural),  para causar en determinadas circunstancias un potencial daño o un efecto adverso en el suelo, aire, agua, organismos, ecosistemas o en una combinación de todos estos. Algunos ejemplos de peligros ambientales son:

  • Transporte de sustancias o residuos peligrosos
  • Aluviones
  • Inundaciones
  • Derrame de sustancias químicas
  • Explosión

¿Cómo se identifican los Peligros Ambientales?

Es el proceso mediante el cual se identifican los peligros y sus potenciales receptores (organismos, recursos naturales, ecosistemas). Además en este proceso se determinan las potenciales consecuencias de los peligros.

¿Qué es el Riesgo Ambiental?

Es la combinación entre la probabilidad (o frecuencia) de que un peligro ambiental cause un daño o un efecto adverso en las personas, recursos naturales o ecosistemas, con la magnitud del daño o efectos que pueda causar.

¿Cómo se evalúan los Riesgos Ambientales

Es el procedimiento mediante el cual se evalúan las probabilidades y magnitudes de los efectos adversos que puede causar un estresor en los recursos naturales, ecosistemas o personas. La evaluación se realiza a través de metodologías científicas ampliamente documentadas y que tienen cierto grado de incertidumbre.

Debido a lo anterior el principal objetivo de la evaluación de riesgo ambiental es establecer la potencial relación entre un contaminante y sus efectos ecológicos sobre los organismos y ecosistemas, expuestos al contaminante (1).

El proceso de evaluación de riesgos incluye las siguientes etapas:

  • Identificación de peligros ambientales
  • Evaluación de la exposición
  • Evaluación de Efectos
  • Caracterización del Riesgo

Estas cuatro etapas corresponden a procedimiento científico-técnicos. Ademas existen etapas adicionales como:

  • Gestión de Riesgo
  • Comunicación de riesgos

Estas últimas corresponden principalmente a asuntos regulatorios y de políticas públicas.

Fuente

  1. van der Oost et al., 2003.
Compartir en:

Suscríbete a Ambiental Data

Recibe mensualmente información ambiental de calidad