Gestión de Residuos | 29/08/2018

Qué y cuáles son los Residuos Hospitalarios

Qué y cuáles son los Residuos Hospitalarios

Los residuos hospitalarios son los generados en los establecimientos de Atención de Salud, como resultado de las diversas actividades de atención sanitaria. De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de todos los residuos generados por esas actividades sanitarias, aproximadamente un 85% son residuos comunes no peligrosos, semejantes a los residuos municipales o a los que se generan en los hogares. El 15% restante se consideran residuos peligrosos los que pueden ser infecciosos, tóxicos o radiactivos.

Los residuos hospitalarios proceden principalmente de:

  • hospitales y otros establecimientos asistenciales.
  • centros de atención dental.
  • laboratorios y centros de investigación.
  • centros donde se practican autopsias y se prestan servicios mortuorios.
  • centros de atención de animales (clínicas veterinarias).
  • bancos de sangre y centros de donación.

Los países desarrollados de ingresos altos, generan en promedio hasta 0,5 kg de residuos peligrosos por cama hospitalaria al día, mientras que en los países en vías de desarrollo y de ingresos bajos, se generan en promedio 0,2 kg.

Tipos de residuos hospitalarios

Residuos infecciosos: residuos contaminados con sangre u otros fluidos corporales, cultivos o cepas de agentes infecciosos procedentes de actividades de laboratorio (por ejemplo, desechos relacionados con autopsias o animales de laboratorio infectados, o desechos relacionados con pacientes ingresados en salas de aislamiento y equipo conexo (por ejemplo, hisopos, vendajes e instrumental médico desechable).

Residuos anatomopatológicos: tejidos, órganos o fluidos humanos, partes corporales y cadáveres de animales.

Objetos punzocortantes: jeringas, agujas, bisturíes y cuchillas desechables, etc.

Productos químicos: disolventes utilizados para preparados de laboratorio, desinfectantes, y metales pesados contenidos en los dispositivos médicos (por ejemplo, mercurio en termómetros rotos) y baterías.

Productos farmacéuticos: vacunas y medicamentos caducados, no utilizados o contaminados.

Residuos genotóxicos: desechos muy peligrosos, mutágenos, teratógenos o cancerígenos, como los medicamentos citotóxicos utilizados para tratar el cáncer, así como sus metabolitos.

Residuos radioactivos: materiales contaminados con radionucleidos, por ejemplo material radiactivo de diagnóstico o radioterapia.

Residuos no peligrosos o desechos comunes: desechos que no entrañan ningún peligro biológico, químico, radiactivo o físico particular.

Fuente:

  1. Organización Mundial de la Salud. http://www.who.int
Compartir en:

Suscríbete a Ambiental Data

Recibe mensualmente información ambiental de calidad